Proyecto Edilicio

MEMORIA DESCRIPTIVA

Escuela Técnica de la Universidad de Mendoza de Nivel Secundario es una propuesta pedagógica orientada en dos modalidades, Técnico en Informática y Técnico en Electrónica. La misión de esta unidad Académica es la formación de capacidades y conocimientos para la actividad laboral especializada y para la continuidad de los estudios en la Universidad. La Escuela se caracteriza por la excelencia en los procesos de enseñanza y aprendizaje. Proyecta destacarse por la capacidad en investigación, por la transferencia de conocimientos y la vinculación con el medio. Se propone promover de manera continua la innovación en todas sus dimensiones. Así mismo, procura promover el desarrollo de conductas hacia la conservación, la sostenibilidad, la integración y el respecto por la vida en todas sus formas. La unidad edilicia se ubica en el Campus Benegas situado en la intersección entre las calles José Artigas y Perito Moreno de Godoy Cruz. La superficie del terreno es de más de una hectárea parquizada y abierta al entorno urbano y al Parque Benegas de Godoy Cruz.

El proyecto arquitectónico es de 5.967,80m2 cubiertos aproximadamente. Se organiza en dos cuerpos principales. El Edilicio Central es un bloque de 110 metros de desarrollo en tres niveles. Allí se encuentran las salas, laboratorios y aulas para la enseñanza. En la terraza se instalará una plataforma de paneles fotovoltaicos que aportan e interactúan con las demandas de energía para el edificio.

El cuerpo de Salón de Usos Múltiples tiene una superficie de 942m2. Allí se encuentra un polideportivo cubierto, vestuarios y un gimnasio para la Escuela y abierto para la comunidad de la Universidad de Mendoza.

Además se suman al conjunto una sala de máquinas de 74m2, dos unidades de control de accesos de 10m2 cada uno y una vivienda para encargado. El proyecto se resuelve en cinco etapas constructivas que definen el conjunto en su totalidad. Cada etapa está claramente identificada y el sistema constructivo responde a esta exigencia. El sistema estructural se materializa a través de montar en seco las bases, tabiques y vigas que sostienen losas premoldeadas en todos los niveles. Estos entrepisos tienen suficiente resistencia y rigidez para redistribuir acciones sísmicas en su plano. En sentido transversal la estructura sismorresistente se materializa con pórticos dúctiles de hormigón armado conformados por columnas empotradas en las bases de fundación y vigas transversales vinculadas a las columnas por medio de uniones híbridas postesadas. En sentido longitudinal, la estructura sismorresistente se materializa con tabiques que forman una trama sismorresistentes. Los tabiques de primer y tercer nivel se construyen en una sola etapa junto con las columnas premoldeadas dando lugar a piezas compuestas. Estas piezas compuestas se vinculan entre sí con los tabiques premoldeados del segundo nivel, mediante armadura en segunda etapa.

Conceptualmente el proyecto se orienta a la calidad y consistencia arquitectónica en función de las cualidades materiales y formales con capacidad sintomática de respuesta al medio. El proyecto arquitectónico propone una rigurosa construcción basada en el uso de un repertorio limitado de materiales. El propósito principal se centra en el cuidado de la calidad constructiva y material, criterios que responden a la racionalidad, economía y rigor sistemático en respuesta a los requerimientos de su uso y al tiempo.

Estos principios se imponen apostando un modelo de edificación contemporáneo que contribuya a orientar y continuar, desde la tradición y la experiencia, las conclusiones de la sustentabilidad. Se propone un edificio muy sencillo materialmente sustentable, capaz de resistir el paso del tiempo con muy bajo mantenimiento y energéticamente menos intenso. Donde sea posible responder a estos conceptos de manera integral a través de la eficiencia técnica, sistematicidad espacial y solvencia tecnológica. Un edificio compacto y flexible, con una clara propuesta tipológica basada en la galería corrida como elemento de estructuración y articulación de los espacios. El esquema permite que todas las salas se vinculen con las galerías orientadas al Norte abierta al parque jardín. De tal manera que la luz, las vistas y la ventilación están garantizadas por igual para todas las unidades.

De acuerdo a las exigencias del programa y las características del lugar, el resultado es un proyecto sintético formalmente, contundente estructuralmente y estricto materialmente, donde es seguro y eficiente el uso del espacio para las múltiples funciones orientadas a la actividad académica y a la formación integral de los estudiantes.

 

 

Proyecto Escuela Técnica Etec – UM

Proyecto:

Arq. Daniel Gelardi , Federico Inchauspe – IN Estudio Arquitectura: Gustavo Barea / Agustina

Gelardi / Roberto Piña / Franco Ruggeri